Amor a primera vista

Francisco Olavarría Ramos
2 min readMay 30, 2023

El algoritmo de Google es mi mejor amigo. Él como nadie sabe lo que me conviene, y en el momento preciso. Así, una mañana de hace muchos años, me descubrió a una mujer de la que caí rendido. Fue en YouTube donde conocí a la periodista Patty Kelly y su canal Vejez Creativa.

La sensación de alboroto me cruzó todo el cuerpo, sentí que había encontrado un alma gemela, por lo que decía y con la fuerza con la que lo transmitía. Hablando del envejecimiento “a todo color”, como le gusta pregonarlo, y vivirlo, invitando a su audiencia, que se cuenta por miles en su región, a experimentar ese poder, que es natural y absoluto.

Parece que la vida nos va quitando todas las caretas y a ella, en este proceso que vivimos en comunión, le había regalado el don de la coherencia, y esa era su fuerza.

Pocas personas, al menos en habla hispana, cuando nadie miraba la vejez como sinónimos de oportunidad y salud han aportando tanto a la gerontología. Su mensaje cala porque aprovecha sus dotes como excelente comunicadora, utilizando el impacto de los medios de comunicación y de las redes sociales, que eran novedad para mi activista favorita y que supo entender que si quería inspirar a las viejas –porque los viejos están en otros asuntos– debía ponerse nuevos desafíos.

Durante mi viaje a México tuve la oportunidad de conocerla y escuchar en su propia voz la buena noticia de la que tanto había luchado por conseguir. El Canal Once de la televisión de México creía en su proyecto de pedagogía, aprobando la emisión del programa ‘Aprende a Envejecer’, que aún continúa con éxito en antena.

No me imagino a nuestra Televisión Española aprobando un proyecto tan novedoso y necesario, pero sí en México, donde su ciudadanía disfruta de tres horas semanales con contenidos de alta calidad relacionado con la vejez y las personas mayores. Dando rienda suelta para que su conductora siga con su propósito, anunciando la buena noticia de la vida digna como continuo, desde una óptica de derechos humanos y con perspectiva de género.

Por su programa han pasado famosos y anónimos, profesionales y jubilosos, jóvenes y viejos. Todos ellos, ejemplo para el mundo.

Para los chismosos termino confensando que sí, que pese a la distancia, ese amor a primera vida, hoy continúa. Y este ha sido mi reconocimiento para poner en valor la vida y obra de mi amiga. Desde España te envío mucha fuerza para continuar tu camino, dejando huella para los que seguimos tus pasos no perdamos la vista de lo que es y lo que puede ser.

--

--

Francisco Olavarría Ramos

Licenciado en Marketing y Comunicación. Emprendedor social con formación en gerontología y discapacidad. Autor del manual didáctico ‘El micro-edadismo’